Qué es la fibrilación auricular y recomendaciones

La fibrilación auricular (FA) es la arritmia cardiaca más frecuente en la práctica clínica. La FA es una enfermedad que se caracteriza por latidos auriculares descoordinados y desorganizados, produciendo un ritmo cardíaco rápido e irregular (es decir, latidos cardiacos irregulares).

Se produce cuando en condiciones normales:

-La frecuencia cardiaca se eleva o baja. La frecuencia cardiaca es el número de veces por minuto que late el corazon. Lo normal es que esté entre 60 y 100 latidos por minuto. se produce cuando en condiciones normales:

-El ritmo cardiaco deja de ser regular. El ritmo cardiaco se refiere a cómo se producen los latidos del corazón; si son regulares o irregulares. El ritmo cardiaco se adapta a las necesidades del organismo en cada momento. Pero, en condiciones normales, debe ser regular.

La fibrilación auricular no siempre provoca síntomas. De hecho, a veces se diagnostica por casualidad en una revisión rutinaria. Aun así, las molestias más comunes son: palpitaciones (latido rápido e irregular del corazón) y cansancio muy marcado al realizar las actividades cotidianas. 

No todas las personas tienen el mismo número de crisis de fibrilación auricular, ni éstas se dan en las mismas situaciones. Hay quien tiene varias al mes y quien sufre un solo episodio en su vida. Aun así, en función de su comportamiento y evolución, se distinguen dos tipos de fibrilación auricular:

1. Paroxística. Las crisis aparecen y desaparecen. Son de duración variable (de menos de un minuto a días). Es posible que una fibrilación auricular paroxística progrese a una permanente.

2. Persistente y permanente. La fibrilación auricular es constante, sin que en ningún momento reaparezca el ritmo cardiaco normal (sinusal).

Cuando se produce una crisis de fibrilación auricular, conviene seguir las siguientes recomendaciones:

No modificar la pauta de tratamiento sin prescripción médica. Seguir la estrategia de “la pastilla en el bolsillo” (normalmente para pacientes con este tipo de arritmia el medico pauta un tratamiento para controlar la crisis).

Mantener la calma. El nerviosismo empeorará más aún las molestias.

Acudir a Urgencias. La mayoría de las crisis se cortan en poco rato, por lo que es probable que, sin hacer nada, mejore espontáneamente. En caso contrario, hay que acudir a un Servicio de Urgencias. La arritmia se diagnosticará con ECG, Ecocardiograma o Holter 24h. 

Los tratamientos para tratar las arritmias serian: medicación intravenosa u oral. Ablación cardíaca, usada para inhibir áreas del corazón que pueden estar causando problemas. Cardiodesfibrilador; para pacientes con alto riesgo de muerte cardíaca súbita y el marcapasos; que envía una señal al corazón que lo hace latir en el correcto ritmo.

RECOMENDACIONES PARA PREVENIR LA ARRITMIA

1. Controlar la presión arterial. La presión arterial es la principal causa de fibrilación auricular. Por esto la importancia de controlarla.

2. Moderar el consumo de alcohol. Ya que es un desencadenante de episodios arrítmicos.

3. Reducir los estimulantes. El café, el té, las bebidas de cola… son sustancias estimulantes capaces de provocar la arritmia, por lo que se debe evitar o reducir su consumo.

4. Dejar el tabaco. El tabaco siempre es perjudicial para salud y en las personas con fibrilación auricular es especialmente peligroso porque contiene estimulantes (como la nicotina) que pueden provocar crisis. Dejar de fumar es lo ideal para reducir los episodios de fibrilación auricular, así como la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares (infarto de miocardio, ictus...) o no cardiovasculares (distintos tipos de cáncer).

5. Ejercicio moderado. Caminar cada día y moverse es importante, pero hay que evitar deportes que impliquen un gran esfuerzo cardiovascular.

6. Viajar con algunas precauciones. No existe ningún inconveniente en viajar, especialmente cuando los episodios están controlados. Eso sí, al planificar un desplazamiento es importante:

o Llevar toda la medicación

o Controlar las citas médicas. (hacer una visita con antelación)

La fibrilación auricular tiene un buen pronóstico con un tratamiento y seguimiento adecuados y las complicaciones poco frecuentes. En Clínica Cardiosalus sabemos cómo ayudarte con el mejor equipo humano y técnico en nuestro servicio de cardiología. Llámanos al 968 96 96 90 y ven a nuestras instalaciones en Calle Manresa, junto a la Gran Vía.

Imagen: Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social