Los superalimentos: qué son y dónde los encontramos

Hoy en día nos bombardean constantemente con publicidad acerca de dietas milagrosas, alimentos que adelgazan, otros que eliminan colesterol, hipertensión etc… 

Últimamente se han puesto de moda los superalimentos, definidos como aquellos que poseen vitaminas, minerales, fibra, ácidos grasos esenciales, fitonutrientes y compuestos antioxidantes como las vitaminas A, E y el betacaroteno. Pueden ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y otras condiciones de salud. Esto los hace muy interesantes por el potencial y valor nutritivo que poseen. Es cierto pero, como todo lo que comemos, su ingestión debe estar controlada introduciéndose de forma moderada en la dieta. Los superalimentos, a pesar de sus beneficios, no pueden cubrir por sí solos las necesidades nutricionales de una persona. La clave en nuestra salud está en incluirlos en una dieta equilibrada y variada.

A modo de ejemplo, podemos hacer un repaso de lo que encontramos en las estanterías de los supermercados y que realmente son interesantes aportar a nuestra dieta desde un punto de vista nutricional. 

Alga espirulina

Esta alga microscópica de color verde y azulada es rica en proteínas, vitaminas del grupo B, magnesio, fósforo, hierro, betacarotenos y ácidos grasos esenciales. Forma de consumo: añade una cucharada a tus batidos. 

Arándanos  

Este fruto es rico en antioxidantes (flavonoides) que potencian el sistema inmune y es rico en fibra. Forma de consumo: tomarlo a media mañana y media tarde añadido al yogur desnatado natural o requesón.  

Quinoa 

Es la semilla de una planta de la familia de la espinaca y la remolacha, pero se compara con los cereales. Este pseudocereal  aporta proteínas de alto valor biológico, contiene vitaminas del complejo B, fósforo, hierro, magnesio y calcio. No contiene gluten. Forma de consumo: tomarla en ensaladas frías o con verduras salteadas.

Bimi

Es una verdura y surgió como cruce natural de dos especies de plantas, similar al brócoli. Posee vitaminas A y C y minerales como hierro, potasio y fósforo. Es uno de los vegetales con alta concentración de glucosalinatos, un fitoquímico que previene el crecimiento de células precancerosas. Forma de consumo: en ensalada o al vapor.

Semillas de Chía

Rica en proteínas y fibra. Además, presenta un alto contenido de grasas Omega 3, calcio, fósforo y manganeso. Ayuda a controlar los niveles de colesterol y tensión arterial. Su fibra soluble absorbe entre 10 y 12 veces su peso en agua, lo que ayuda a mantenernos hidratados y con sensación de saciedad. Forma de consumo: tomarlo en el desayuno con los cereales o a media mañana o media tarde en el yogur desnatado natural.

Nuestro objetivo principal en Cardiosalus es tu bienestar y el cuidado de tu salud. Para ello es necesario una educación nutricional que permita que nuestros pacientes aprendan a cuidarse y estén a la vanguardia de las últimas tendencias en alimentación.

Alejandra Pardo (nutricionista Cardiosalus Sport)